Azul Oscuro

Azul Oscuro

Por Alonso Calbo.

—10-45, 10-45, Hay un 10-34 para oficial femenina, Hay un 10-42 con un 15-56 problemática con 10-90.

—Aquí 685, 10-8, ¿10-20?

—10-4 685, en la glorieta de la estampida, López Mateos y Guadalupe, 10-32

—10-4 central, 685 10-6.

—Pinche Moni… ¡Qué hueva!.. Tú nomás quieres salir en la puta tele y que te vean.

—Cállate pendejo, están casi a la vuelta, y no hay ninguna otra vieja que le pueda entrar, de todas maneras nos iba a tocar a nosotros, carbón.

—Puta suerte, cuando me tocó estar contigo de dupla. Hija de capitán, queriendo probar que sí la arma, la pendeja.

—Lámeme la panocha, pinche maricón y deja de chillar.

—Cabrona. Al menos tienes un buen par de ovarios.

—Ya llegamos, deja de chingar que ahí están los 10-90.

—¡Ah, su madre!, pinches carros hechos caca.

—Buenas noches, mi comandante. ¿Dónde está la 10-56?

—Se metió en el carro, el mercedes rojo, le quitamos las llaves e intentamos preguntarle qué había pasado, pero se nota que está tomada hasta las chanclas, y luego llegaron los 10-90, y no podemos hacer nada para forzarla a salir o revisar mientras las cámaras están ahí.

—Mónica, a darle. Te toca sacar a la loca.

—Espera…

—¡No mames, cabrona! ¿También quieres que vengan a maquillarte para salir en las noticias? Ándale.

—Voy, pues… Señorita, Señorita ¿Puede Salir?

—Ahorita nno, gracias, no hay cambio.

— Señorita tengo que pedirle que baje del auto.

—Dije que ‘rita no… ¿Onde está mi chelular?

—Buenas noches, estimado público, nos encontramos aquí en la glorieta de la estampida, donde hace unos minutos ocurrió un aparatoso accidente entre dos vehículos que viajaban en sentidos cruzados, parece ser que no se reportan heridos de seriedad. A primera vista, podemos notar que uno de los conductores es una dama que se encuentra en estado alcoholizado.

—Señorita, no me deja más alternativa que retirarla por la fuerza del vehículo

—¿Qué haces, perra?

—Es mejor si cooperas

—¡Suéltame, espútida! ¡Pinche puta! ¿Quién te crees? ¿Acaso no sabes quién shoy? ¿No sabes quién putas soy?

—Para mañana por la mañana seguramente vas a ser Lady Estampida, métela a la patrulla Moni.

—No pelee, señorita, no pelee, súbase. Cierra la puerta, Pepe.

—¡Ya está! ¿Tons que? ¿Lo de siempre mi Comandante?

—Checa a ver qué se puede hacer

—10-4. ¡Moni, amonos! ¿A no ser que quieras hacer una audición para las novelas?

—¡Ya! Dale wey. Central. 685 en ruta con 10-14 que necesita servicios médicos.

—685. 10-4

—Ja, mira, apenas comenzamos a avanzar y la pirujilla ya se está durmiendo de peda. Aprovecha, mira, ten.

—¿Y qué quieres que haga con la bolsa de la pendeja?

—Pues revísala, yo vengo manejando mensa.

—Ya que lleguemos a la comisaría.

—¡Ah, mamona! Te crees toda una santa. Contesta tu teléfono que me está molestando.

—¿Bueno?… Hola, papá… Sí, yo… ¡No! No tiene nada que…. ¿Qué?… Yo sólo estoy haciendo mi trabajo, qué quieres que… ¿Y que tengo que pedirte permiso o qué?…. ¿Por qué?… ¿Bueno?… ¿Bueno?…Ah la chingada…

—¿No le latió al vejete?

—¡Cállate!

—Sigo sin entender porque no le quieres entrar al chanchullo. No se me olvida cuando estábamos en la academia. Tú siempre de las primeras en clase, dizque siguiendo el ejemplo de tu jefe. Y al viejo ni le importa que tanto te esfuerces queriendo ser como el.

—…

—Mira, ya te dije que no vas a pasar ninguna promoción si no le entras como los demás. Nadie te va a tener confianza creyendo que los vas a reportar o algo.

—…

—Lo único que tienes que hacer es abrir la bolsa y sacarle unos billetes, pinche vieja, está tan peda que pudo haber perdido su cartera en cualquier lado, además estaba en un Mercedes, seguro trae buena lana, no va a extrañar algunos billetes.

—Mira pendejo, deja de chingar.

—Putita.

—¡Ah!, que bien chingas. ¿Te callas si sólo reviso la bolsa?

—Me callo

—Nada, mira puro maquillaje, ni siquiera trae lana, sólo un smartphone y…

—¿Y?

—Un mísero cigarro de marihuana.

—¡Puta! Como el meme: vine buscando cobre y halle oro. Jajaja. ¡Ya la hicimos! Se ve de lana la pinche piruja, igual y le sacamos a la familia unos cuarenta mil varos con amenazar el meterla al bote en población general.

—Es un sólo cigarro,

—Se soluciona fácil, mira ten.

—¿Qué fregados haces con una bolsa de mota en la patrulla?

—¡Oh!, por si las dudas. Métela en la bolsa.

—No hagas eso

—¿Qué? ¿Vas a decepcionar a papi? ¿No tienes huevos? ¿Te tiemblan las tetas?

—…

—Mira, es fácil, mete la mota en la bolsa de ella y yo me encargo del resto. Es más ni te bajes en la comisaría. Ya casi llegamos. ¿Sobres?

—…

—Moni, tú aguanta aquí, yo regreso.

—…

—¡Ya está, pinche Moni! Ya sacamos para la quincena ja, ja, ja, los demás casi no se la creía que le hubieses entrado. Conducción en estado de ebriedad, daños a propiedad pública, perturbar el orden y posesión de sustancias ilícitas con intenciones de distribución; sí que le van a sacar una buena feria a la familia… Ven, vamos. Hace hambre, hay que ir por unos tacos. Es más. ¡Yo invito!